Consejos cuando a tu bebe no le gusta el coche

 

Si te encuentras en la situación de que tu bebé llora cada vez que lo subes en el coche, no te preocupes, es algo que ocurre a muchos niños. Te invitamos a que leas estos consejos para que los trayectos en coche se conviertan en agradables viajes para toda la familia.

Cuida el confort: Asegúrate de que la silla de coche para el bebé sea cómoda y esté correctamente instalada. Verifica regularmente que el arnés de seguridad esté bien ajustado y no cause ninguna molestia. Si tu bebé se siente incómodo, es más probable que no le guste el coche.

Temperatura: Comprueba que la temperatura en el interior del coche es la adecuada para tu bebé. Recuerda que, aunque estemos en invierno, el bebé nunca debe llevar el abrigo puesto cuando está sentado en su silla de seguridad. De la misma manera, en los meses de verano sería recomendable incluir una funda transpirable para evitar que el bebé sude o una  que cubra la silla para que no se recaliente si va a estar mucho tiempo expuesta al sol.

Fomenta un entorno agradable: Además de la temperatura, te aconsejamos disponer de todas las comodidades a mano que para que el viaje en coche sea agradable para el bebé. Puedes hacerte con una cortina o funda parasol para evitar que le incidan directamente los rayos del sol o también con un portavasos para la silla de coche para que pueda tener el agua siempre a mano. También puedes cantar canciones o jugar a juegos sencillos para mantenerlo entretenido y evitar que se le haga pesado el trayecto.

 

Planifica tu viaje con bebés 

Además de cuidar las condiciones internas del coche, te recomendados que planifiques el viaje con antelación para evitar que el bebé llore y asocie el viaje en coche con algo negativo.

Viajes cortos y placenteros: Si a tu bebé no le gusta el coche, empieza por hacer trayectos cortos. Elige lugares agradables a los que tu bebé disfrute ir, como el parque o la casa de un familiar. De esta manera, asociará los viajes en coche con experiencias positivas y agradables.

Evita los viajes en momentos de sueño o hambre: Intenta programar los viajes en coche para evitar los momentos en los que tu bebé suele tener hambre o estar cansado. Un bebé hambriento o cansado puede estar más irritable y es más probable que no disfrute del viaje. Comprueba durante el trayecto su estado con un espejo de vigilancia y así puedes ver cómo se encuentra en cada momento, incluso aunque vaya sentado a contramarcha.

Mantén la calma: Si tu bebé llora o muestra señales de incomodidad durante el viaje, mantén la calma. Los bebés pueden percibir el estrés o la ansiedad de los padres, lo que puede empeorar la situación. Intenta mantener un ambiente tranquilo y relajado durante el trayecto.

Descansos y paradas: El ritmo viajando con niños es diferente. Recuerda hacer frecuentes paradas para que el trayecto sea más ameno y relajado para todos.

Recuerda que cada bebé es diferente y puede llevar su tiempo que se acostumbre al coche. Si persisten los problemas y tu bebé muestra un miedo extremo o angustia al viajar en coche, es recomendable consultar con un pediatra para obtener orientación adicional.

 
Publicado en: Noticias